BLOG

Muebles-impecables-sin-molestias

El polvo se puede adherir fácilmente a tus muebles y sillas, así como también se pueden producir manchas en sus superficies y a eso, súmale la suciedad que alcanza a acceder a las demás fibras según el material.

Mantener tu hogar completamente limpio no solo hablará muy bien de ti sino que te ayudará a  evitar la acumulación de bacterias en tus muebles. La recomendación es que aprendas a limpiar y a cuidar tus muebles a menudo.

¿Cómo hacerlo?

¿Las almohadas de tus muebles están arropadas con fundas que puedes poner y quitar? Entonces lo que debes hacer es poner esas fundas en la lavadora, eso sí, teniendo en cuenta las instrucciones de lavado que hay en la etiqueta. En caso de no tener fundas, puedes utilizar algunos productos de limpieza.

El jabón para ropa suave y delicada y un poco de agua tibia serán una buena opción. Puedes hacer una mezcla entre estos dos productos hasta formar una espuma que puedes pasar por el mueble hasta que vayan desapareciendo las manchas y el polvo.

Otro ingrediente que seguro tienes en tu casa, es el vinagre blanco. Este permite que las manchas superficiales desaparezcan de inmediato, pero luego de haberlo usado aplica agua y jabón para que la limpieza sea un poco más profunda.

Una vez hayas limpiado tus muebles, puedes abrir las ventanas para que se ventile un poco, esto con el fin de tener un secado más rápido y eliminar el olor a vinagre.

Las toallas húmedas también son una buena elección, es especial si las manchas son pequeñas y no van a dañar el material de tus muebles o sillas.

Sigue estos pequeños consejos y seguro tus muebles y sillas siempre lucirán limpios y desinfectados.

 

Compare Properties

Compare (0)